viernes, 17 de junio de 2016

Cursillo de Admisión al Seminario

¡Mira y ven!, es lo que dice el cartel anunciador del Cursillo de admisión al Seminario de este año, que se celebrará entre el 30 de junio y el 3 de julio. Con "¡Mira y ven!" se quiere que los jóvenes conozcan el Seminario, qué se hace, cómo se vive y cómo se estudia de cara a la pregunta vocacional. Para esto, como se hace cada año, se convoca un "Cursillo de Admisión" para aquellos que deseen entrar. Los formadores y profesores valoran cada caso. 

 Toda la información se encuentra en cada parroquia.

viernes, 10 de junio de 2016

Día del Misionero Diocesano

EL MISIONERO PORTADOR DE
 LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO.
D. Gerardo Melgar. Obispo de Ciudad Real.

Celebramos en este do­mingo el Día del Misio­nero Diocesano.

Han pasado más de 20 siglos desde que Jesús encomienda a la Iglesia la mi­sión de ir por el mundo y anunciar el evangelio a todos los pueblos: «Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíri­tu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado» (Mt 28, 19-20). Dicha misión, después de tanto tiempo, se encuentra en los co­mienzos, advertía Juan Pablo II
Esta sigue siendo hoy la misión de la Iglesia, una misión que hoy le exi­ge ser una Iglesia de puertas abiertas, para poder salir fuera de ella a bus­car, en las periferias existenciales, a aquellos que no conocen a Cristo, o se han olvidado de él, o han reducido su fe a una vivencia que no molesta a nadie, pero que no llama la aten­ción tampoco a nadie; una Iglesia de puertas abiertas para saber recibir a aquellos que han recibido la gracia de la conversión.
El evangelio y la vinculación a Cristo es la fuerza de donde brota la fuerza que el evangelizador necesita para vivir como discípulo de Cristo y llevar el mensaje salvador al corazón del mundo, convirtiéndose en porta­dor de la alegría del evangelio.
La vida entregada de nuestros misioneros diocesanos es una vida llena de alegría y de esperanza, por­que viven la experiencia de salir de sí mismos, venciendo la tentación del individualismo y del egoísmo, que promueve la indiferencia y les hace incapaces para compadecerse de los clamores de los demás; para dedicar su vida por entero a la vivencia y al anuncio del evangelio a quienes más pueden necesitarlo.
Todos los bautizados hemos reci­bido esta misión de llevar con valen­tía el mensaje salvador de Cristo y la luz del Evangelio a todos las perife­rias existenciales que lo necesitan; y todos y cada uno de los bautizados debemos sentirnos responsables de la evangelización de nuestro mundo y del anuncio del evangelio en todos los hombres y mujeres de todos los tiempos, y por lo mismo, nosotros de los hombres y mujeres de nuestro momento actual.
La celebración del “día del misio­nero diocesano” debe concienciarnos de que todos, por el hecho de estar bautizados, somos responsables de la evangelización del mundo, este­mos donde estemos.  "Seguir leyendo"

viernes, 20 de mayo de 2016

Jornada Pro Orantibus 2016

Domingo, 22 de mayo de 2016
Solemnidad de la Santísima Trinidad
La Comisión Episcopal para la Vida Consagrada ha preparado los materiales para la Jornada pro Orantibus 2016 en torno al lema: “Contemplad el rostro de la misericordia”. Orar a favor de los consagrados y consagradas en la vida contemplativa, dar a conocer la vocación específicamente contemplativa y promover iniciativas pastorales dirigidas a incentivar la vida de oración, son algunos de los objetivos de esta jornada.
“Contemplad el rostro de la misericordia”